miércoles, 22 de julio de 2015

MIÉRCOLES SANTO

EL TIEMPO 




Quien pudiera parar el tiempo,
Dicen que se lo lleva todo si remedio,
Ya no somos aquellos críos que embrujados
nos unimos para aquellos caminos que ya casi
cayeron en el olvido.

Cuantos de vosotros os quedasteis en él,
Guardados en nuestros recuerdo y quien sabe si en
Alguna lista amarillenta guardada en algún cajón.

Es verdad, como pasa el tiempo, me ha robado la juventud
Y con ella el brío que lucia en aquellos años,
Algo que me hace pensar en una retirada no muy tardía,
Que por no superarlo casi ha tocado ya la agonía.

Pero tengo que decir que me ha regalado un tesoro
que no cambiaría por nada material de este mundo,
vivencias a través de las décadas vividas y el orgullo 
de haber estado con vosotros compartiendo el mismo 
destino, escribiendo sin letra en lo recuerdos de Huelva,
tardes de miércoles santo que ni en sueños pueden ser 
imaginadas.

Pero si me llena de orgullo haber trabajado con vosotros,
imaginaros el que siento al trabajar hombro con hombro
con vuestros hijos, la herencia que habéis dejado a
Huelva y a nuestra bendita hermandad.

No podéis imaginaros lo que siento cuando veo al mío
rondando la mesa de ensayo, contando los años que le
quedan para formar parte de esta familia,  
con la lección bien aprendida y un bendito signo
que siempre nos llenara la boca, HUMILDAD.

Para que Nuestra Madre de la Victoria nos bendiga a todos.

















































                           El Corriente De Quinta





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada